Conoce Huamantla, Tlaxcala

Es imposible evitar que te enamores del Pueblo Mágico de Huamantla, Tlaxcala. Su calidez, sus tradiciones, su cultura, su gastronomía, su belleza natural, su arquitectura y su historia te invitan a sumergirte en los orígenes de un lugar magnífico.

Es hermosa por sus enormes casonas, edificios históricos y encantadoras calles que sirven de escenario para sus famosas fiestas tradicionales, como la "Noche que nadie duerme". Las aportaciones culturales de esta región son numerosas, pero una de las más notables son las coloridas alfombras de aserrín que se exhiben en honor a la Virgen en su fiesta anual y que son conocidas en todo México y el mundo.

Huamantla, se encuentra a solo dos horas y veinte minutos de Puebla y la Ciudad de México. Por ello te recomiendo, adquirir tus boletos de autobús con destino a Huamantla, puesto que esta comunidad tiene todo lo necesario para una escapada o un fin de semana de relax con tu familia. A continuación, conocerás algunos lugares que puedes visitar:

  • Templo y Ex Convento de San Luis Obispo

Este templo fue construido por los franciscanos a mediados del siglo XVI. Está situado frente a la Plaza Mayor y, a primera vista, puedes observar los escudos de la orden franciscana rodeando la ventana coral y la hornacina con una imagen de San Antonio en el centro. En el interior destaca el retablo mayor, decorado en estilo churrigueresco y dedicado a la Virgen.

  • Palacio Municipal

De diseño neoclásico, es una muestra de la arquitectura antigua distintiva de Huamantla. Es una estructura de dos pisos con balcones continuos separados por cornisas. La profusión del remate mixtilíneo, que incluye el escudo de la nación, un reloj y una campanita, contrasta con la sencillez de la puerta de entrada.

Su interior cuenta con una réplica del Códice de Huamantla, una colección de fotografías y murales del artista tlaxcalteca Desiderio Hernández Xochitiotzin.

  • Museo Taurino

Si eres aficionado de la tauromaquia, puedes visitar plaza de toros de La Taurina y luego acercarte al Museo Taurino, que alberga una colección de carteles del siglo XX, maquetas de los cosos de la ciudad y de otras plazas de toros, trajes, muletas, capotes y todos los demás componentes del ajuar emblemático de la fiesta brava.